TDAH: Recursos educativos abiertos

11 de octubre de 2017

Una de las ventajas más claras de Internet y de los blogs educativos es la de proporcionar material que facilite el trabajo del profesorado y del alumnado. En este mismo blog hay una gran cantidad de enlaces a materiales elaborados por otros compañeros y otro que también he elaborado yo, aunque desde mi jubilación he dejado de lado esa faceta, porque creo que ya hay mucho y muy bueno. Y lo mejor es que es son materiales y recursos abiertos, es decir, que pueden ser utilizados por cualquiera y en cualquier lugar.

También hay herramientas que permiten organizar y clasificar el material elaborado o recopilado, como por ejemplo Scoop.it y Symbaloo. La primera es una herramienta que permite seleccionar contenidos y clasificarlos de acuerdo a categorías previamente definidas por los usuarios; la segunda es similar, pero más intuitiva y visual. Tanto una como otra son altamente recomendables para su utilización en las aulas.

Como ejemplo de la segunda herramienta presento una serie de recursos y páginas sobre el TDA-H, un tablero de Symbaloo creado por la orientadora Isabel Ibarrola de la comunidad OrienTapas, que nunca me cansaré de recomendar por la gran ayuda que supone para todos los que se dedican a la orientación.

TDA-H: Recursos educativos abiertos y enlaces

symbaloo-tdah

Anuncios

Pequeña reflexión sobre la orientación en Cataluña en estos momentos

4 de octubre de 2017

Sé que me puedo meter en un lío y que quizás me lluevan las críticas, pero la situación actual es tan difícil que no puedo permanecer al margen. Tengo la ventaja, además, de estar jubilado y no tener que enfrentarme a la diaria realidad que se vive ahora mismo en los centros educativos y que me permite ofrecer un punto de vista, no sé si equidistante, pero sí alejado de los excesivos brotes emocionales que se provocan en el contacto cercano.

Me imagino la dificultad de los orientadores en la Cataluña de estos tiempos. Desconozco la realidad in situ, el día a día de su trabajo en el despacho, en las reuniones con sus compañeros y con los estudiantes, la convivencia en las aulas. Supongo que los últimos acontecimientos habrán colocado a unos en un lado y a otros en el contrario, porque todos tenemos ideas políticas que son respetables en un estado de derecho siempre que se atengan a un mínimo de tolerancia y se defiendan con cordura, aunque también se pueden defender con vehemencia y apasionamiento. En toda mi vida como docente he creído que el sentido común, el respeto, el diálogo y la autoridad son los mejores aliados de maestros y profesores y que dan mucho mejores resultados que el autoritarismo, la imposición, el desprecio del otro o la negación de la evidencia.

¿Cómo se puede afrontar en los centros educativos, que no son burbujas impermeables a lo que ocurre a su alrededor, los acontecimientos que como un tsunami están arrasando la convivencia en Cataluña? Desde luego no como los dos profesores del Instituto El Palau, de Sant Andreu de la Barca, que no tuvieron otra ocurrencia que decirle a hijos de guardias civiles “Estarás contento con lo que ha hecho tu padre”. No voy a opinar sobre la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado el domingo porque este no es el lugar adecuado y mi opinión aquí no interesa. Ni tampoco sobre si hay adoctrinamiento o no ni sobre la presión que, según algunos, se está sufriendo por defender ideas diferentes. Pero lo que nunca se debería permitir es que en un aula un profesor reproche o recrimine a un alumno por lo que han hecho sus padres. Supongo que habrá habido momentos de tensión en los días previos, que las posturas de alumnos y profesores se habrán decantado por una posición o por otra y que habrá habido discusiones y enfrentamientos, pero ¿qué pretendía conseguir ese profesor poniendo en evidencia a uno de sus alumnos delante de la clase por algo que él no había hecho? No sé si será consciente de lo que eso puede provocar no sólo en el alumno afectado sino también en el resto de sus compañeros. En la noticia que se publicó en El País esa actuación se circunscribe sólo a dos o tres profesores, lo cual es de agradecer para evitar que la convivencia se convierta en un infierno.

Y aquí es donde yo veo la dificultad de la labor orientadora. Si yo fuera orientador, y menos mal que no lo soy ahora y en Cataluña, me vería en la obligación de hablar con ese docente porque, además de que supongo que lo hará el equipo directivo para conocer el contexto y su versión, a mí me costaría trabajo permanecer al margen ante una situación tan injusta para el alumno. Y quizás aconsejaría al profesor que, delante de la clase, pidiera disculpas al alumno explicando que su actuación fue debida a la tensión del momento que se vive. Reconocer un error humaniza y, aunque parezca lo contrario, da más autoridad al docente. Por otro lado, el docente debe ayudar a sus alumnos a ser críticos, a luchar contra las injusticias, a defender sus derechos y conocer y cumplir sus obligaciones. Y todo eso está reñido con el adoctrinamiento en las aulas, sea de un lado o del otro. No volvamos a caer en los errores del pasado y en la traumática experiencia que vivieron varias generaciones durante la dictadura.

La gamificación en las aulas

2 de octubre de 2017

La verdad es que he estado dudando durante los meses de verano sobre la continuidad de este blog. ¿Tiene sentido que un orientador jubilado hace dos años, con nuevos proyectos, horarios o intereses, siga manteniendo páginas dedicadas a temas educativos y de orientación que le resultan cada vez más lejanos? Todavía no tengo clara la respuesta, pero mientras haya temas que me resulten atractivos y tenga tiempo para estar delante de la pantalla del ordenador y escribir algo que pueda resultar práctico para los que diariamente trabajan en las aulas, seguiré en la brecha. Me planteo esto como ser miembro de una ONG que ayuda, dentro de sus posibilidades y limitaciones, pero echando mano de la experiencia, a otros que quizás no tengan tanto tiempo como yo para la reflexión. Y, además, servirá para distraerme de los acontecimientos que nos envuelven últimamente, como la política o las catástrofes de todo tipo. Es como una válvula de escape o como un madero al que agarrarme para flotar y no hundirme, precisamente hoy, 2 de octubre de 2017 en el desánimo en el que, como muchos españoles, me encuentro.

En mi última entrada, allá por el mes de julio, ¿Disciplina y esfuerzo versus “nueva pedagogía”?  trataba de la eterna dicotomía: nueva y vieja pedagogía. Creo que desde los griegos esta discusión está encima de la mesa. Hoy voy a decantarme por un movimiento, dentro de la llamada “nueva pedagogía”, que está en auge y creo que llegará a implantarse en muchos centros porque ya se ha implantado, no sé si manera definitiva, en gran cantidad de empresas. Me refiero a la gamificación (término que proviene del inglés “game”, juego). Consiste en “el empleo de mecánicas de juego en entornos no lúdicos, como la oficina o el aula, con el fin de potenciar aspectos tales como el esfuerzo, la concentración o la motivación”. Si eso implica que los resultados educativos son mejores, bienvenido sea; si va a ser otra moda pasajera, pues eso, dejémosla pasar y a otro cosa. Pero como el saber no ocupa lugar y, además, es necesario para después elegir lo que más nos interesa, ahí van dos páginas en las que podemos encontrar una gran cantidad de ejemplos, herramientas y aplicaciones informáticas que pueden ayudarnos en el aula. Hay muchas más y ya sabéis que utilizando Google podéis encontrar toda la información si, al final, os atrae el tema.

15 herramientas de gamificación para clase que engancharán a tus alumnos.

Gamificación: el aprendizaje divertido.

Imagen relacionada

¿Disciplina y esfuerzo versus “nueva pedagogía”?

23 de julio de 2017

Resultado de imagen de disciplina y creatividad en la educación

El eterno debate, dos visiones contradictorias o contrapuestas, casi irreconciliables. Como si en educación, como en cualquier otro orden de la vida, la verdad fuera absoluta, o estás conmigo o contra mí, todo es blanco o negro o colores primarios, no existen los grises ni los colores secundarios. Y no nos damos cuenta de la importancia y de la riqueza de los matices, de las mezclas, de los mestizajes. Nunca me han gustado los radicalismos (miento, en mi juventud fui basante radical, como suele suceder cuando la vida sólo te ha proporcionado una experiencia limitada y el horizonte es todavía muy estrecho), por eso tampoco me he decantado nunca por una pedagogía o sistema concreto. He tomado un poco de aquí y otro de allá, he tenido que adaptarme a situaciones totalmente diferentes, a clases y colegios en los que compañeros y estudiantes no tenían nada que ver. Trabajar en un pueblo gallego no es lo mismo que en una ciudad dormitorio andaluza, con alumnos cuyas circunstancias familiares eran terribles o aquellos que nadaban en la abundancia y rodeados de comodidades, amor y cultura desde que nacían.

¿De verdad que es lo mismo conducir por una autopista con un coche de 200 caballos que con un utilitario por una carretera secundaria estrecha, con curvas y precipicios a un lado y otro? ¿Es igual trabajar en un aula con 20 alumnos de un nivel similar, diez ordenadores, conexión rápida a Internet, padres preocupados por la educación de sus hijos, que en un barrio marginal de una gran ciudad, con aulas masificadas, con estudiantes provenientes de seis o siete países diferentes, familias desestructuradas, paro, violencia…? No, no es lo mismo. Igualmente, la implicación del profesorado, la capacidad de los equipos directivos, la coordinación y otros elementos, inciden y condicionan también lo que el maestro o el profesor pueden hacer en el aula con sus alumnos. Así que cada vez soy menos propenso a atender a gurús que, desde una perspectiva generalmente limitada, suelen dar recetas que valen en algunas situaciones pero que han mostrado su inoperancia en otras. ¿Escepticismo, pesimismo? En absoluto. Estoy convencido de que la educación es insustituible e imprescindible para educar y formar a las nuevas generaciones. Pero, mientras que en algunos casos será una educación que compense desigualdades, que ayude a los más desfavorecidos a alcanzar unos niveles mínimos, o máximos, depende, que les permitan su inserción en la sociedad o salir de un profundo pozo de desesperación, en otros casos complementará la educación que proviene de una circunstancia favorable como el entorno familiar o social. Ahí reside la importancia de la preparación del profesorado, saber distinguir situaciones, adaptarse a ellas, ser sensible y estar atento a las necesidades de cada uno de sus alumnos.

Veamos dos ejemplos. En el primero, una experta sueca, exasesora del Ministerio de Educación de su país, aboga por una enseñanza digamos tradicional, en la que disciplina, esfuerzo, autoridad del profesor, exámenes, curriculum cerrado, etc., son las premisas en las que debe descansar la educación. En una entrevista publicada hace poco por El País, dice, entre otras cosas, que si no se aprende en Primaria a ser ordenado es difícil hacerlo después o que los exámenes ayudan a desarrollar hábitos sistemáticos de trabajo o, y esto es todavía más llamativo, que los niños tienen que aprender contenidos y no el llamado aprender a aprender. Por tanto, se posiciona claramente contra las nuevas metodologías educativas. Teniendo en cuenta que Suecia no destaca en los resultados de los Informes PISA y que está por debajo de la media de los países de la OCDE, quizás se pueda explicar este punto de vista.

“Hay que recuperar la disciplina y la autoridad en la escuela”. Entrevista a Inger Enkvist, exasesora en educación del gobierno sueco. Periódico El País, 13 de julio de 2017.

En esa misma entrevista hay un enlace a otra realizada a George Kembel, en la que pone de manifiesto que lo importante no es el producto final sino el proceso de aprendizaje. Critica la enseñanza tradicional, la clase magistral, la transferencia de contenidos por parte del docente, los exámenes. Si el mundo cambia con enorme rapidez, ¿por qué enseñar contenidos que casi con total seguridad serán inservibles dentro de unos años? “No se aprende escuchando a un profesor, sino haciendo proyectos reales”, continúa diciendo en la entrevista. “Nosotros no les pedimos que resuelvan problemas, sino que identifiquen cuáles son los problemas”.

“Se aprende haciendo, y no escuchando a un profesor”. Entrevista a George Kembel, cofundador de la d.school de Stanford. Periódico El País, 25 de enero de 2016.

Podríamos encontrar miles de ejemplos más en uno u otro sentido, en los centros educativos y en la prensa, en las Universidades y en las políticas educativas de los distintos Estados. Que cada cual saque sus conclusiones y las aplique según su leal saber y entender. Desde mi cómoda posición actual de docente jubilado, suerte a los que tenéis que discernir y elegir lo que mejor convenga a vuestros alumnos.

Resultado de imagen de disciplina y creatividad en la educación

Fechas más relevantes del proceso de preinscripción para iniciar estudios en grados universitarios

20 de junio de 2017

Resultado de imagen de acceso a la universidad

El próximo jueves día 22 de junio se conocerán en Andalucía las notas de la Prueba de Evaluación del Bachillerato para el acceso a la Universidad (EvAU). Puedes acceder a las notas pinchando aquí. En otras comunidades que realizaron la prueba con anterioridad se publicaron ya la semana pasada. A partir de ese momento hay que estar muy atentos y respetar las fechas y el procedimiento de admisión en la Universidad, porque en caso contrario podrías quedarte fuera. Se hace hincapié en esto porque hay muchos estudiantes que se van de vacaciones en los primeros días de julio, lo fían todo a su buena memoria y después se encuentran con que se han pasado los plazos establecidos.

El plazo de entrega de solicitudes (siempre por Internet en el Distrito Único Andaluz) es del 23 de junio al 5 de julio.

La primera adjudicación, es decir, el listado de alumnos con la plaza que han obtenido según su solicitud y nota, es el 18 de julio. Y el plazo de matrícula para esta adjudicación es del 18 al 21 de julio, también por Internet en el enlace anterior del Distrito Único Andaluz.

Todas las fechas se pueden consultar pinchando en el siguiente enlace:

Fechas más relevantes

 

La soledad de los nuevos adolescentes

2 de junio de 2017

Aika_Whatsapp

Ahora que se cumplen 50 años de la publicación de Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, parece casi imposible que en la era de la comunicación, de la información en tiempo real, de herramientas como Whatsapp o Skype, tengamos la impresión de que las personas vivimos cada vez más aisladas, más incomunicadas. Aunque no lleguemos al extremo de padecer el Síndrome de Hikikomori que sufren muchos adolescentes hay cada vez más personas que no necesitan salir de sus casas, de sus habitaciones, para interaccionar con sus semejantes. Con un teléfono móvil, un ordenador y acceso a Internet, tenemos todo lo imprescindible para colmar nuestras necesidades de vivir en sociedad. Hace algunas décadas pasábamos mucho tiempo en las sobremesas, con las reuniones de amigos o en tertulias. Necesitábamos el contacto físico y visual, la cercanía, porque esa es la esencia, junto con el lenguaje, de la vida social. Las discusiones interminables, la confrontación de ideas, la capacidad de convencer y ser convencidos mediante la palabra y el gesto ya no son necesarias. Ahora se impone lo que es trending topic, las visitas en Youtube o los seguidores en Instagram, en Twitter o en Facebook. Queremos tener muchos “amigos” y obtener muchos “me gusta” en las publicaciones, porque siempre estamos publicando, reenviando, copiando y pegando y pocas veces pensando. Porque son muy pocos los que crean y piensan y muchos los que copian.

Podemos llegar en muy poco tiempo a cualquier lugar del mundo, podemos hablar con las personas que queremos o con las que trabajamos en tiempo real aunque nos separen miles de kilómetros. Son unas ventajas enormes, pero… En la soledad de la masa, de la habitación familiar o del apartamento alquilado, la distancia ya no importa. Cada vez nos encontramos más a gusto, más cómodos, si nos comunicamos con las nuevas herramientas. Ya no tenemos que fingir alegría, miedo o sorpresa porque no ven nuestros ojos, nuestros rostros. Podemos insultar, desprestigiar o elevar al Olimpo solo pulsando un botón, escribiendo menos de ciento cuarenta caracteres o reenviando mensajes, muchos de los cuales son mentiras, son falsos. Pero no importa, viajan por la red y se multiplican por segundos creando estados de opinión, manipulando conciencias, aniquilando personas u originando conflictos. La inmediatez del mensaje exige respuestas rápidas. Y esa rapidez está enfrentada con la reflexión. Ese es uno de los graves problemas a los que los adultos, y sobre todo los docentes, tienen que hacer frente.

Los adultos, sobre todo aquellos que ya estamos en una edad en la que la curva del tiempo está descendiendo, podemos comparar, podemos elegir cualquier forma de comunicación, con o sin Internet, con o sin Whatsapp, con o sin Twitter o Skype porque hemos nacido y crecido sin móviles, sin ordenadores, casi sin televisión. Y podemos comparar y decidir. Pero nuestros hijos o nuestros nietos no conocen otra forma de relación. Les parece demasiado simple o cutre o antediluviano cualquier tiempo pasado. Quizás alguna música o algún personaje les parezca interesante, pero cada vez menos. Lo virtual se impone a lo real, no siempre, pero cada vez más.

Siempre ha habido enfrentamientos entre generaciones, entre padres e hijos, porque eso es sano, la necesidad de romper vínculos, de salir del cascarón definitivamente. Autonomía y libertad, la gran lucha entre jóvenes y menos jóvenes existe desde el principio de los tiempos. Ahora tenemos que adaptarnos a las nuevas situaciones porque en ello está el futuro de aquellos a los que pasaremos la antorcha. Y la familia, la escuela o el instituto son realmente los garantes de que la sociedad subsista con un mínimo de calidad en las relaciones interpersonales, con una adecuada educación emocional y con el imprescindible contacto social.

Recomiendo la lectura del artículo Whatsapp, los adolescentes y el nuevo no tiempo publicado en Aika Educación en el que se reflexiona sobre todo esto y mucho más.

Notas de corte 2017

31 de mayo de 2017

Estamos en unas fechas en las que miles de estudiantes de 2º de Bachillerato de toda España tienen los nervios a flor de piel, pendientes de las notas finales de curso, la nota media de Bachillerato, los preparativos de la prueba de acceso a la Universidad, etc., etc. Por eso es importante poseer toda la información posible, para que más adelante las decisiones se puedan tomar con más tranquilidad. El periódico El País ha publicado una información, que también se puede encontrar en otras páginas web, sobre las notas de corte del pasado curso 2016. Aunque este año es especial, por todo lo que ha sucedido en torno a la LOMCE y a la prueba de acceso a la Universidadseguramente los orientadores de los Institutos y los propios estudiantes han buscado y encontrado mucha información. Lo que se pretende con la página del citado periódico es revisar y recordar lo que sucedió el pasado curso y lo que se necesitó para acceder a cualquier universidad española.

Pinchando en el enlace y en la foto se puede encontrar información de la nota de corte que se necesitó el pasado año por carreras y universidades, así como otras informaciones de interés.

Notas de corte

Resultado de imagen de acceso a la universidad

En tierra de nadie

29 de mayo de 2017

En tierra de nadie

El lenguaje, palabras, vocales y consonantes reunidas para configurar el pensamiento, para describir la realidad, el mundo que nos rodea y el que transita por nuestro interior. Es nuestro bien más preciado, el que deberíamos cuidar con mimo y defenderlo contra todos aquellos que intentan manipularlo y envenenarlo, que pretenden recortar y que pierda su sentido, su valor. En demasiadas ocasiones el lenguaje ya no sirve para confrontar ideas, para comunicarnos, para apreciar y expresar la belleza, sino para degradar y destruir el pensamiento, para desalentar a aquellos que luchan cotidianamente para difundir valores, conocimientos, emociones.

El significado de palabras tan hermosas como libertad, igualdad, compromiso, justicia, honestidad o dignidad, entre otras muchas, se ha desvirtuado, ha perdido su relación con su significante cuando aquellos que tienen que dar ejemplo, sean los políticos, los intelectuales, los comunicadores o los jueces han preferido defender sus intereses, los intereses de los poderosos, antes que defender la integridad de las ideas, el bienestar de los ciudadanos o el desarrollo de la sociedad.

Ángela María Ramos Nieto, escritora y profesora de Lengua Castellana y Literatura en un instituto de Sevilla, escribió hace cinco años un magnífico artículo titulado En tierra de nadie, publicado en INED21 en el que expresaba el desasosiego, el desaliento de levantarse cada mañana con la sensación de vivir en tierra de nadie, de no comprender el mundo que la rodeaba, un mundo que era imposible explicar a sus alumnos, que no entendían muchos de los conceptos que ella intentaba comunicar pues todo lo que veían y escuchaban era incompatible con el significado que ella pretendía darles. Después de todos esos años el artículo sigue manteniendo en la actualidad, por desgracia, toda su vigencia. Podéis leerlo completo pinchando en el enlace.

Las mejores universidades españolas para estudiar las 50 carreras más demandadas

11 de mayo de 2017

El problema de los rankings, como el de las estadísticas, es el de cómo establecer unos criterios válidos y fiables que permitan obtener unos resultados en los que poder confiar. En demasiadas ocasiones hay intereses, ocultos o explícitos, que dirigen tanto la investigación como el tratamiento de los datos. Así que hay que tener mucho cuidado con la lectura de documentos que, pretendiendo ser objetivos y realizados con seriedad, pueden contener errores o no ser realmente fiables y válidos. Pero partiendo de esa premisa y con todas las precauciones posibles, el periódico El Mundo presenta en el día de hoy una guía que puede ayudar a los estudiantes que tengan que elegir estudios y facultades este año. Lo bueno de esta guía es que, además del ranking de universidades públicas y privadas, tanto de forma global como por estudios, proporciona datos interesantes como nota de corte del curso anterior, número de plazas ofertadas, precio de matrícula, número de profesores y alumnos, etc.

Para acceder a toda la información, pinchar en la imagen.

La autoridad se apoya en la razón

4 de mayo de 2017
Dijo el rey: “Si yo ordenara a un general volar de flor en flor como una mariposa, o de transformarse en ave marina y el general no ejecutase la orden recibida, la culpa no sería del general, sino mía. Sólo hay que pedir a cada uno, lo que cada uno puede dar. La autoridad se apoya antes que nada en la razón.”
El principito, de Antoine de Saint- Exupéry

Esta frase de El principito acudía a mi mente muchas veces cuando mi tiempo estaba dedicado en cuerpo y alma a la educación. Pasaba muchas horas preparando las clases, corrigiendo ejercicios, hablando con los compañeros, asistiendo a cursos, leyendo y escribiendo sobre temas educativos, orientando a estudiantes y padres, informando y aconsejando a compañeros en el instituto. Y casi siempre me encontraba con el mismo problema: el curriculum y la evaluación. Con la iglesia hemos topado, amigo Sancho. Barreras infranqueables, escudos de fuerza que impedían razonar más allá de lo que la inspección, los libros de texto, los decretos y las órdenes exigían. Ya podías apelar a los más eximios pedagogos, sobre todo a los que no se dejaron arrebatar y deslumbrar por los oropeles de los políticos, que se daba uno contra un muro. Ese muro era prácticamente inexistente en la educación primaria de los primeros años setenta y ochenta del siglo pasado, se hablaba de la autonomía de la escuela, de los proyectos educativos, de los talleres, se habían abandonado las reválidas en bachillerato, se comenzó a aplicar la evaluación continua… Después llegaron la LOGSE, la LOE, la LOMCE y comenzó el calvario. Mucho ruido y pocas nueces, mucha fanfarria pero poco dinero, mucho trabajo en los despachos pero poco trabajo a pie de calle. Es decir, no se escuchó al profesorado, al que de verdad tenía que llevar adelante cualquier proyecto, al que había preparar y convencer, persuadir y no obligar. No se puede correr una maratón si antes no se entrena lo suficiente. No basta con decir que son funcionarios y tienen que obedecer lo que emana de las leyes educativas, porque no se tiene autoridad si no se da ejemplo y ejemplo es, precisamente, lo que falta.

En el horizonte siempre estaba la isla de las sirenas, la que atraía a los incautos que se acercaban para encontrar la fórmula definitiva que resolviera los problemas de la educación (métodos de enseñanza perfectos, técnicas de estudio infalibles, trabajo en equipo, programaciones ejemplares, contenidos adecuados, administración al servicio de la comunidad educativa) y se encontraban con el naufragio y la locura del currículum cerrado, de la evaluación por competencias, de siglas como LOE, LOMCE, LOGSE, de una inspección al servicio de la política y no al servicio del alumno y del profesor, del voluntarismo del profesorado por la falta de medios. Así podríamos continuar ad infinitum.

¿Para cuándo la auténtica autonomía pedagógica, los medios suficientes, la selección y preparación adecuada del profesorado, las leyes razonables y adaptadas a la sociedad actual y futura? ¿Para cuándo un pacto educativo duradero? Y sobre todo, al hilo de la frase que da título a esta entrada y que he sacado de El principito, un libro que debería ser de lectura obligatoria, ¿para cuándo aplicar la razón y el sentido común en un ámbito en el que debería reinar sobre todas las cosas, es decir, en la educación?

Imagen relacionada


PROFESOR EN LA SECUNDARIA

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

OrientaGuía

Guía de orientación en secundaria para alumnos y padres de Murcia.

Mónica Diz Orienta

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Magazine INED21

INED21 es un Magazine especializado en educación y aprendizaje.

La carpeta de Olga

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Justifica tu respuesta

APRENDE. ENSEÑA. EMOCIONA

elorientablog

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

El Adarve

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

¿QuÉduQuÉ-QuÉduCuándo?

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

ORIENTAVILLEGAS

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Entre pasillos y aulas

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Buenas PrácTICas 2.0

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

LA BOTICA DEL ORIENTADOR

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Aprender a Pensar

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Aula PT

Blog de Recursos Educativos

Orientagades Blog

Todas las novedades en orientación educativa