La paradoja del profesor

Una de las cuestiones más debatidas y controvertidas en los centros educativos es la de la autoridad del profesor. Aunque a casi nadie se le ocurre poner en cuestión dicha autoridad, es la forma de ejercerla y aplicarla el origen de muchas discusiones y desencuentros.

En los Planes de Centro de todos los institutos y centros de primaria hay uno o varios apartados, más o menos extensos, que recogen los derechos y deberes de alumnos y docentes, así como las sanciones  que se deben aplicar en las distintas situaciones. Pero no sólo estoy hablando de convivencia o disciplina, sino de esa necesaria referencia que todas las personas, sobre todo aquellas que están en períodos críticos de su existencia como son los adolescentes, precisan para desarrollarse y madurar adecuadamente. La figura del profesor debe estar perfectamente definida y ser así percibida por sus alumnos, lo mismo que tiene que ocurrir en el caso de las relaciones entre padres e hijos.

Como colofón a esta breve reflexión, recomiendo la lectura de una de las últimas entradas del Blog Profesor en la Secundaria:

La paradoja del profesor

paradoja

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: