El día después del Día del Libro

Ayer estuve tentado de incluir un comentario alusivo a la celebración del Día del Libro. El curso pasado inserté una entrada titulada “23 de abril: Día mundial del libro y del derecho de autor” y como precisamente hacía sólo un par de días que había publicado otra sobre la muerte de Gabriel García Márquez en la que se reflejaba la importancia de la lectura, me parecía excesivo redundar en la idea. Pero tengo la mala costumbre de obsesionarme con determinados argumentos y, además, también leo lo que se escribe en muchos blogs. Uno de ellos es El Adarve, de Miguel Ángel Santos Guerra que, en mi opinión, da en el clavo cuando dice que si nosotros los padres y profesores no tenemos interés por los libros, es imposible que los niños se aficionen a la lectura (pinchar aquí para leer el artículo completo).

Por tanto, demos ejemplo y dediquemos parte de nuestro tiempo libre a leer un libro, aunque no celebremos ese día en concreto. Como ya he comentado en este blog, el aprendizaje vicario, es decir, aprender por imitación, es una de las formas más eficaces que podemos utilizar tanto los padres como los docentes.

diadellibro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: