Educadores

Los que tuvimos la oportunidad de estudiar Magisterio y Pedagogía hace algunos años y nos hemos dedicado profesionalmente a la enseñanza tenemos la suerte de poder comparar y de haber asistido y participado en momentos realmente importantes en la educación. Nos educaron en un sistema (Ley de Instrucción Primaria de 1939 y Ley de Ordenación de la Enseñanza Media de 1953), aprendimos a enseñar en otro (Ley General de Educación de 1970) y hemos ejercido en muchos (LOGSE, LOCE, LOE y LOMCE, hasta el momento).

Condiciones, leyes, circunstancias y recursos muy diferentes conforman un bagaje que nos permite tener una visión crítica con el actual panorama educativo. No me refiero solamente a la LOMCE, quizás más conocida como ley Wert, ni al continuo deterioro de la educación pública (perfectamente orquestado y planificado), ni al escaso reconocimiento del profesorado por parte de la sociedad… Con ser esos aspectos muy negativos quizás sea peor la utilización que los partidos políticos hacen de la educación. En lugar de atender a las auténticas necesidades educativas de los ciudadanos, de contar realmente con los docentes a la hora de plantear las reformas que periódicamente se precisan para adaptarse a los cambios, de destinar a la educación los recursos necesarios, de preparar convenientemente al profesorado, tanto en la formación inicial como en la formación a lo largo de su vida profesional, etc., la prioridad es destruir lo construido o perderse en refriegas sobre educación para la ciudadanía, religión o adoctrinamiento.

Pero si todo o casi todo está inventado y se ha experimentado con buenos resultados. Hay numerosos ejemplos de buenas prácticas docentes y de leyes educativas razonables. Sólo hay que tener voluntad y querer que la educación se extienda a todas las personas para que puedan participar y desenvolverse en la sociedad. Pero me temo que no interesa formar ciudadanos críticos, que conozcan sus deberes y sepan defender sus derechos. No interesa un pacto por la educación, está demostrado.

historia-educacion1Por eso me gusta de vez en cuando repasar lo que estudié en su momento sobre la historia de la educación y los grandes personajes que la dignificaron y engrandecieron. Y también me gusta recordar los principios del aprendizaje, que deben estar siempre presentes en las aulas. Veamos un par de  ejemplos de todo lo que he escrito hasta el momento.

Hace 2500 años Confucio dijo: “Lo veo y lo olvido. Lo escribo y lo recuerdo. Lo hago y lo comprendo”. En esa misma línea, Aristóteles afirmó que “Lo que aprendemos lo aprendemos haciendo”.

Hace 2000 años, Séneca dijo: “No para la escuela sino para la vida enseñamos” y “Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve por medio de ejemplos”. Juvenal escribió una de las frases latinas más famosas: “Mens sana in corpore sano”.

Todas las modernas teorías actuales se basan en estos principios. ¿Para qué complicarlos más?

Para resumir y finalizar, dos presentaciones del Profesor Pere Marquès que sintetizan en pocas páginas la historia de la educación y los principios del aprendizaje.

Educadores: síntesis de la historia de la educación

Principios del aprendizaje

historia-educacion2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: