Los riesgos de dejar de escribir a mano

escribiramano

Todavía recuerdo la tortura que suponía para mí realizar los ejercicios de caligrafía que, en sesiones interminables, me mandaba hacer mi maestra de primaria. Primero con lápiz, en los cuadernos Rubio, y después con tinta y pluma para pasar a limpio los trabajos, reconozco que era lo que menos me gustaba del colegio. Por eso nunca he sido demasiado partidario de la monótona repetición de frases que hay que imitar de un modelo. Sin embargo, sí creo que es importante la claridad de la letra, la limpieza, la buena ortografía, la correcta expresión… Y eso se consigue a base de práctica y de la corrección permanente que hagan los docentes. La letra es siempre algo individual y manifiesta la personalidad de cada uno. En este mismo blog hay material de caligrafía que, más que la belleza, persigue la claridad y legibilidad.

Con la expansión de las TIC, cada vez se escribe menos a mano: según algunos estudios, “uno de cada tres adultos no ha escrito nada a mano en los últimos seis meses”. ¿Puede suponer eso un problema académico o de otro tipo? Neurocientíficos y psicopedagogos se lo plantean y exponen las ventajas de escribir a mano sobre las de escribir con el teclado: facilita un mejor conocimiento de la ortografía, una mayor fluidez de ideas a la hora de escribir redacciones, mejor capacidad de lectura y, además, potencia la memoria.

Los estudios de neuroimagen evidencian que el cerebro se activa más cuando se escribe que cuando se teclea. Además, se activan áreas relacionadas con la ortografía, sonido y significado de las palabras, que se relacionan con otras fundamentales en la producción y comprensión del lenguaje, así como con la comprensión de la lectura. Aprender a escribir a mano es un proceso más complejo que teclear unas letras y exige que el cerebro se esfuerce más.

Todo eso no significa que tengamos que abandonar el uso de ordenadores, móviles o tablets, ni mucho menos. Pero sí incrementar el tiempo dedicado en las aulas o en casa a la escritura manual. El estudio completo, publicado en el periódico ABC, se puede leer en el siguiente enlace:

Los riesgos de dejar de escribir a mano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: