Finaliza el primer trimestre

Nuestro Instituto entregó las notas del primer trimestre el pasado día 5 de diciembre. En otros centros lo harán dentro de una semana, pero en ambos casos lo que preocupa a muchos padres es que las malas notas sean el preludio de un posible fracaso. ¿Cómo actuar en esta situación? La primera recomendación, cuando los resultados son negativos, es evitar actitudes de castigo desde un principio, sustituyéndolas por otras de comprensión y ayuda, aunque siempre con firmeza y con espíritu positivo. Mantener la calma, analizar con los hijos las causas de los suspensos e intentar consensuar las medidas que se deben tomar a partir de ahora son los pasos más inmediatos.

Si las propuestas son acordadas, serán asumidas con mayor facilidad y deben ser los padres los que realizarán un seguimiento continuo, valorando si son suficientes y adecuadas, si hay que mantenerlas o sustituirlas. Hay que recordar que el castigo, aunque puede ser eficaz a corto plazo en determinados casos, suele ser poco efectivo a largo plazo. Fortalecer actitudes positivas hacia el estudio, haciendo hincapié en los beneficios que para ellos pueden tener, es la mejor manera de afrontar estas situaciones. Y para ello, es fundamental cuidar las percepciones que los padres transmiten a sus hijos sobre los estudios.

Según el profesor de la UOC Llorenç Andreu, “Los hábitos televisivos, los comentarios que se realizan, así como las personas con las que el estudiante se relaciona configuran poco a poco el ideal de persona que quiere llegar a ser. Si entre las prioridades de ese ideal está la de tener una buena formación intelectual, la motivación por las tareas escolares será muy alta”.

La mejor manera de ayudar a nuestros hijos es apoyarlos al máximo en su actividad escolar, saber lo que están trabajando, qué dificultades están encontrando, qué ayuda necesitan, para lo que la comunicación con los profesores debe ser constante y fluida. Reunirse con el profesor no sólo cuando hay algún suspenso, sino de manera regular y periódica (varias veces a lo largo del curso) así como crear un ambiente familiar favorable (libros de lectura, salidas culturales como ir al cine, al teatro, a exposiciones, etc.), irán fomentando unos hábitos que despertarán en nuestros hijos el gusto por la cultura y los estudios, además de incrementar sus conocimientos y experiencias.

Como las vacaciones de Navidad están a la vuelta de la esquina, es el momento de plantearse cómo organizarlas. El pasado curso elaboré por estas fechas un pequeño documento que ahora también puede servir. Se titula Cómo organizar las vacaciones (y el estudio)Cambiando los días, su contenido es totalmente válido para afrontar el final del año y lo que resta de curso. Todavía estamos a tiempo de enderezar el rumbo si está equivocado o de continuar mejorando si es el caso.

También recomiendo la lectura del documento Planificación de la tarde: consejospara que se tengan en cuenta sus recomendaciones y se pongan en práctica, lo que garantizará, en la mayor parte de los casos, el éxito escolar a final de curso.

mafalda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: