Del niño tirano al adolescente violento. Causas, síntomas y cómo reaccionar

niños-adolescentes2En las últimas décadas la sociedad en su conjunto y la familia como núcleo de la misma han sufrido cambios muy profundos. La estructura familiar, sea nuclear (padre, madre e hijos) o extensa (padres-hijos-abuelos-tíos-primos…), con unas relaciones, jerarquías y roles muy marcados y asumidos por todos los miembros, se ha visto modificada no sólo en su composición, estructura y roles, sino también, y de manera muy evidente, en las funciones y actividades que tradicionalmente realizaban y asumían sus componentes.

Las funciones de protección económica, afectivas, educativas o recreativas, que se consideraban patrimonio casi exclusivo de la familia, han sido asumidas paulatinamente por otras instituciones de la sociedad. Independientemente de que la familia esté formada por parejas heterosexuales u homosexuales, por hijos biológicos o adoptados, que los padres estén separados, que convivan en un mismo hogar hijos e hijas de varios matrimonios, etc., las funciones mencionadas no tendrían por qué haberse modificado sustancialmente. Y, sin embargo, podemos comprobar desde la perspectiva de los centros educativos que, por distintas circunstancias (imposibilidad de conciliar la vida laboral y familiar, falta de recursos o incapacidad, por ejemplo), muchos padres han tenido que delegar las citadas funciones en instituciones que, nunca o casi nunca, pueden llegar sustituirlos. Las personas se crean y se desarrollan fundamentalmente en la familia, ya que el aprendizaje vicario, es decir, el que se realiza con el ejemplo y con la imitación, el que modela a la persona, se realiza en gran medida en el hogar. El amor y el cariño, la autoridad y el respeto tienen su base en lo que los niños ven en sus padres en sus primeros años de vida.

En la web familiaysalud se han publicado recientemente dos artículos que explican por qué se están generalizando determinadas situaciones de violencia dentro de la familia: padres que maltratan a sus hijos, hijos maltratadores de sus padres, violencia de género… Se dirá que esto ha ocurrido siempre y que ahora se sabe más porque hay más información. Y no me cabe duda de que esto es verdad, pero también es verdad que en una sociedad avanzada y desarrollada, esto debería ser cada vez menos frecuente. Sin embargo, las estadísticas no mienten y los casos no disminuyen.

Recomiendo la lectura de estos dos artículos porque ponen el dedo en la llaga, buscan los síntomas y el porqué un niño tirano se suele convertir en un adolescente violento, así como saber reaccionar ante estas situaciones.

Del niño tirano al adolescente violento: causas y síntomas

Del niño tirano al adolescente violento: cómo reaccionar

niños-adolescentes1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: