De cómo explicar lo que hace un orientador a punto de jubilarse (I)

orientacioneducativa-1 39 años, 4 meses y 20 días. 4 meses y 8 días. 1 de octubre de 1975. 30 de junio de 2015. El pasado y el futuro. El comienzo y el final de una vida profesional. ¿Se reduce todo a períodos de tiempo, a fechas? Dicen que el ser humano es fundamentalmente memoria, recuerdo, momentos, emociones, instantes. No sé por qué se me ocurre escribir hoy sobre el tiempo que llevo trabajando, el que me falta hasta mi próxima jubilación, el día que comencé a trabajar y la fecha en la que, seguramente con una mezcla de alegría y de nostalgia, cerraré la puerta de mi despacho de orientación.

Quizás sea porque en estos días se ha condensado gran parte de la actividad que semanalmente realiza un orientador. O porque he pasado por casi todos los estados de ánimo que suelen acompañarme en el trabajo. Por eso, aprovecho para explicar lo que suele hacer el orientador en un Instituto, porque si a veces es complicado que lo comprenda un compañero de Lengua o de Matemáticas, más difícil es describirlo a personas ajenas a la educación.

1. He dado charlas de orientación a grupos de 4º de ESO de otros centros en las que he intentado explicarles y descifrarles cuál puede ser su futuro al finalizar este curso y cómo podría ser el año que viene en nuestro Instituto. Cuando miraban con curiosidad mi presentación en PowerPoint con las diferentes alternativas que se les presentan, las asignaturas que estudiarán en primero de bachillerato y después me hacían preguntas, unas veces inocentes y otras preocupadas y maduras, me acordaba de lo que hacía y lo que pensaba yo cuando tenía 15 o 16 años. La verdad es que no me acuerdo de la mayor parte de las cosas, pero algunas las tengo grabadas como si hubieran ocurrido ayer mismo. Estaba estudiando 5º de Bachillerato (Bachillerato Superior). Me quedaba un año para finalizar el Bachillerato y hacer la reválida de 6º. Ahora resulta que hemos dado un salto atrás en el tiempo y vuelven a repetirse las reválidas. En año 2017, cuando estos estudiantes de 4º de ESO terminen el bachillerato tendrán que hacer un examen final que no les impedirá obtener su título de Bachiller, pero sí les puede dificultar su entrada en la Universidad. Otra vez el pánico, la ansiedad, las noches sin sueño. ¿No es suficiente con lo que han pasado a lo largo de su escolaridad, con lo que les queda en la Universidad y en sus profesiones? Dicen que eso les acostumbra a enfrentarse con las dificultades que les esperan, que les curte, que así pueden demostrar lo que saben o lo que desconocen. Pero desde mi experiencia puedo decir que jugárselo todo a una carta no es justo, ni es necesario, ni demuestra nada. Los que hemos pasado por las oposiciones podemos hablar largo y tendido sobre el tema.

2. Me he reunido con los tutores de ESO para comentar, entre otras cosas, cómo van evolucionando aquellos alumnos que tuvieron problemas en el primer trimestre, si se están realizando y qué resultados están dando los refuerzos, los apoyos, las adaptaciones curriculares… Me han propuesto entrevistas con algunos estudiantes para reforzar su autoestima, ayudarles con las técnicas de estudio, estimularles si están algo deprimidos o desanimados… Esta parte me encanta, porque habitualmente los niños necesitan que se les valore y que encuentren un motivo para estudiar y esforzarse. Los profesores, muchas veces, en su tarea diaria de intentar enseñar geografía o inglés a 30 alumnos, cada uno con una personalidad y un nivel diferente, con situaciones familiares complicadas, con padres más o menos interesados o implicados en la educación de sus hijos, etc., no encuentran la forma de llegar a todos de la manera más adecuada o satisfactoria. Y aquí entramos nosotros, que podemos dedicar un poco más de tiempo a descifrar las historias personales, a solas con ellos o con sus padres. Con un poco de habilidad sabremos encontrar un resquicio, una palabra o un ejemplo con el que poder animar y motivar. Aunque no siempre se alcanza el éxito, cuando se consigue y los resultados mejoran la satisfacción es enorme y damos por bueno todo el tiempo y el esfuerzo empleado.

En esas reuniones también planificamos las sesiones de tutoría: actividades, técnicas de estudio, dinámica de grupos, resolución de conflictos, charlas, celebraciones de días determinados (día de la paz, día de la mujer…). Es una pena que los estudiantes de bachillerato no dispongan de una hora de tutoría a la semana, porque en estas edades necesitan mucho tiempo para reflexionar sobre su futuro, resolver las dudas que suelen asaltar en la adolescencia, exponer sus problemas. No todo debe ser prepararse para la selectividad.

3. Me he entrevistado con alumnos de ESO, de Bachillerato y de Ciclos Formativos. Casi siempre a petición de los mismos estudiantes me han preguntado, por ejemplo, sobre diferentes carreras y profesiones, cómo afrontar la ansiedad ante los exámenes, me han expuesto problemas personales con sus novios o novias, con sus amigos y con sus padres, con sus profesores también. Me cuentan que no tienen ganas de estudiar o que estudian pero no saben muy bien por qué o para qué. O que se han puesto el listón muy alto, ellos o sus padres, y ahora se dan cuenta de que no pueden alcanzar ni conseguir los sueños o los objetivos que un día no muy lejano se marcaron. Muchas veces es difícil dar una respuesta, pero me gusta que tengan esa confianza conmigo porque saben que nada de lo que dicen saldrá de entre las cuatro paredes del despacho, que todo es confidencial. Y lloran y ríen y se enfadan. Yo les escucho y les comprendo. Y me emociono con muchas de sus historias. Pero también les critico, les echo en cara que no trabajan o no se esfuerzan lo suficiente, que tienen todo a favor para conseguir lo que quieren, pero no lo quieren con las suficientes ganas. Les falta perspectiva, han nacido en la abundancia o casi, tienen todo lo que piden, más de lo que piden y no necesitan esforzarse para conseguirlo. Y contra eso es difícil luchar.

(continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: