Archive for the ‘salud’ Category

La soledad de los nuevos adolescentes

2 de junio de 2017

Aika_Whatsapp

Ahora que se cumplen 50 años de la publicación de Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, parece casi imposible que en la era de la comunicación, de la información en tiempo real, de herramientas como Whatsapp o Skype, tengamos la impresión de que las personas vivimos cada vez más aisladas, más incomunicadas. Aunque no lleguemos al extremo de padecer el Síndrome de Hikikomori que sufren muchos adolescentes hay cada vez más personas que no necesitan salir de sus casas, de sus habitaciones, para interaccionar con sus semejantes. Con un teléfono móvil, un ordenador y acceso a Internet, tenemos todo lo imprescindible para colmar nuestras necesidades de vivir en sociedad. Hace algunas décadas pasábamos mucho tiempo en las sobremesas, con las reuniones de amigos o en tertulias. Necesitábamos el contacto físico y visual, la cercanía, porque esa es la esencia, junto con el lenguaje, de la vida social. Las discusiones interminables, la confrontación de ideas, la capacidad de convencer y ser convencidos mediante la palabra y el gesto ya no son necesarias. Ahora se impone lo que es trending topic, las visitas en Youtube o los seguidores en Instagram, en Twitter o en Facebook. Queremos tener muchos “amigos” y obtener muchos “me gusta” en las publicaciones, porque siempre estamos publicando, reenviando, copiando y pegando y pocas veces pensando. Porque son muy pocos los que crean y piensan y muchos los que copian.

Podemos llegar en muy poco tiempo a cualquier lugar del mundo, podemos hablar con las personas que queremos o con las que trabajamos en tiempo real aunque nos separen miles de kilómetros. Son unas ventajas enormes, pero… En la soledad de la masa, de la habitación familiar o del apartamento alquilado, la distancia ya no importa. Cada vez nos encontramos más a gusto, más cómodos, si nos comunicamos con las nuevas herramientas. Ya no tenemos que fingir alegría, miedo o sorpresa porque no ven nuestros ojos, nuestros rostros. Podemos insultar, desprestigiar o elevar al Olimpo solo pulsando un botón, escribiendo menos de ciento cuarenta caracteres o reenviando mensajes, muchos de los cuales son mentiras, son falsos. Pero no importa, viajan por la red y se multiplican por segundos creando estados de opinión, manipulando conciencias, aniquilando personas u originando conflictos. La inmediatez del mensaje exige respuestas rápidas. Y esa rapidez está enfrentada con la reflexión. Ese es uno de los graves problemas a los que los adultos, y sobre todo los docentes, tienen que hacer frente.

Los adultos, sobre todo aquellos que ya estamos en una edad en la que la curva del tiempo está descendiendo, podemos comparar, podemos elegir cualquier forma de comunicación, con o sin Internet, con o sin Whatsapp, con o sin Twitter o Skype porque hemos nacido y crecido sin móviles, sin ordenadores, casi sin televisión. Y podemos comparar y decidir. Pero nuestros hijos o nuestros nietos no conocen otra forma de relación. Les parece demasiado simple o cutre o antediluviano cualquier tiempo pasado. Quizás alguna música o algún personaje les parezca interesante, pero cada vez menos. Lo virtual se impone a lo real, no siempre, pero cada vez más.

Siempre ha habido enfrentamientos entre generaciones, entre padres e hijos, porque eso es sano, la necesidad de romper vínculos, de salir del cascarón definitivamente. Autonomía y libertad, la gran lucha entre jóvenes y menos jóvenes existe desde el principio de los tiempos. Ahora tenemos que adaptarnos a las nuevas situaciones porque en ello está el futuro de aquellos a los que pasaremos la antorcha. Y la familia, la escuela o el instituto son realmente los garantes de que la sociedad subsista con un mínimo de calidad en las relaciones interpersonales, con una adecuada educación emocional y con el imprescindible contacto social.

Recomiendo la lectura del artículo Whatsapp, los adolescentes y el nuevo no tiempo publicado en Aika Educación en el que se reflexiona sobre todo esto y mucho más.

Anuncios

Claves para tener éxito en los estudios, según la ciencia

25 de mayo de 2016

Cada cierto tiempo se publican estudios realizados por prestigiosas, unas veces, o no tanto otras, universidades, casi siempre norteamericanas, sobre temas relacionados con el estudio. Hace una semana el periódico El Mundo se hacía eco de un estudio de las Universidades de Princeton y de California en el que se mostraba que los estudiantes que toman notas a mano obtienen mejores notas a largo plazo que aquellos que cogen apuntes con el ordenador (Si tomas apuntes a mano sacarás mejores notas), ya que son capaces de retener mejor los conceptos y recuerdan con más precisión las notas tomadas. Eso no significa que los avances de la era digital pueden ser una losa para los estudios, pero sí puede ser un toque de atención para no abandonar el aprendizaje y desarrollo de la escritura a mano. Como en casi todos los órdenes de la vida, en el equilibrio suele radicar el éxito, en este caso, en la utilización adecuada y ponderada del teclado y del lápiz o el boli.

Esta semana el mismo periódico pone el acento en los factores que intervienen en el éxito o el fracaso en los estudios: factores sociológicos, capacidades cognitivas, bagaje cultural, hábitos, motivación…No hay nada que no se haya dicho con anterioridad tanto en este blog como en cualquier publicación pedagógica, pero esta vez se destaca la importancia del descanso (el sueño es fundamental para consolidar la información aprendida), el nivel socioeconómico, la figura del profesor como factor de motivación, la genética o la fe en uno mismo son algunos de los factores que influyen, de manera positiva o negativa en los resultados académicos, tal y como se recoge en el siguiente enlace: Cómo tener éxito en los estudios, según la ciencia.

 

 

El Síndrome Visual Informático

1 de octubre de 2014

SVI

Se ha publicado un estudio según el cual más del 70% de la población sufre el Síndrome Visual Informático, caracterizado por picor, enrojecimiento, sequedad y visión borrosa y provocado por la alta exposición a pantallas. El uso excesivo de tablets, ordenadores, móviles, libros electrónicos, etc., provoca el citado síndrome, que está extendido fundamentalmente entre los menores de 30 años.

Es importante concienciar a nuestros hijos (y tenerlo presente los adultos también) de que cuidar la vista es fundamental y que hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar o paliar el mencionado síndrome:

  • Regla del 20-20-20: apartar la mirada durante 20 segundos cada 20 minutos enfocando a una distancia de 20 pies (6 metros).
  • Evitar los reflejos en la pantalla, especialmente de luces superiores o ventanas.
  • Mantener una postura correcta, situando el monitor por debajo de la altura de los ojos o su parte superior a la altura de nuestros ojos.
  • Forzar el parpadeo voluntario.
  • Mantener cerrados los ojos 20 segundos de vez en cuando.

Más información en el siguiente artículo de La Vanguardia:

El 70% de la población sufre el Síndrome Visual Informático

¿Somos todos enfermos mentales?

29 de septiembre de 2014

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, conocido por sus siglas en inglés DSM, está considerado como la biblia de los psiquiatras. En él se definen y describen las diferentes patologías mentales y se revisa periódicamente para recoger los nuevos avances del conocimiento científico. La última edición es la quinta, que se publicó en mayo de este año. Allen Frances, el director del equipo que redactó la cuarta edición, el DSM IV, ha publicado un libro con el título ¿Somos todos enfermos mentales? en el que realiza una autocrítica reconociendo que con el DSM se colabora en la creciente medicalización de la vida.

Para padres, orientadores y médicos quizás sea una tranquilidad poner etiquetas que permitan organizar y clasificar a aquellos niños o adolescentes que presentan características de personalidad diferentes a lo que se considera “normal” y, así, poderlos tratar según unos protocolos establecidos. Un estudiante inquieto, revoltoso, distraído, etc., rápidamente es diagnosticado como hiperactivo. Aquel otro que no le gusta relacionarse con los demás, obsesionado u obstinado con algunas ideas, poco comunicativo o con dificultades para entender determinadas bromas o ironías, ya es catalogado como Asperger. Y así podíamos seguir.

Puede que en algunas ocasiones el diagnóstico sea acertado. Pero según demuestran los estudios, sólo el 2%-3% de la población infantil es hiperactiva mientras que el 11% de los niños está diagnosticado y en los adolescentes el 20% (aunque estos estudios se refieren a los EE.UU., en poco tiempo estas estadísticas serán realidad en España). En 2009, un estudio realizado en Holanda encontró que el 34% de los niños de entre 5 y 15 años eran tratados de hiperactividad y déficit de atención.

En todo esto tienen mucha influencia las farmacéuticas (véase el reportaje La influencia de las farmacéuticas altera el diagnóstico de las enfermedades o La alianza entre la psiquiatría y la industria farmacéutica), que pretenden que el consumo de medicamentos que tratan las enfermedades “mentales” se dispare, lo que ha ocurrido en los últimos años. En una entrevista que concedió al diario El País, Allen Frances señala que “la vida no se puede tratar con pastillas”, que “convertimos problemas cotidianos en trastornos mentales” y que la falta de sueño provoca trastornos físicos y psíquicos, ansiedad e irritabilidad, que está en la base de muchos problemas que hay en casa y en las escuelas. Propone cambiar los hábitos y hacer una vida más saludable para prevenir gran parte de los problemas.

Recomiendo la lectura de la entrevista  y del reportaje de los siguientes enlaces para completar estas ideas.

Convertimos problemas cotidianos en trastornos mentales

Colgados de los ansiolíticos

ansioliticos

Cómo ayudar a niños y a adolescentes con problemas emocionales

6 de febrero de 2014

ansiedad

A los Departamentos de Orientación de los Institutos están llegando cada vez más casos de estudiantes con problemas emocionales provocados, la mayoría de las ocasiones, por conflictos entre los padres o por problemas económicos.

Hace unos años era frecuente que cuando el padre y la madre trabajaban, sus hijos o bien se pasaban la vida en el colegio, desde las 8 de la mañana hasta las 6 o 7 de la tarde, o cuando llegaban a casa a mediodía, tenían que calentarse la comida o hacerse cargo de hermanos más pequeños. El sueldo de los padres, la mayor parte de las veces, no llegaba para tener a una persona que los cuidara. Con un poco de suerte, los abuelos podían encargarse de recogerlos y cuidarlos, pero faltaba esa referencia paterna y materna que ayuda al desarrollo y maduración equilibrados en los niños y niñas. Ahora, cuando la crisis económica está en pleno apogeo, estas situaciones son menos frecuentes, pero el desempleo provoca el desánimo, las depresiones o la falta de los recursos más elementales, que los estudiantes viven con mayor crudeza porque les falta experiencia y madurez para afrontarlas, sobre todo si hasta ahora habían vivido desahogadamente.

En los casos de separación y divorcio, los hijos se ven implicados de manera directa o indirecta: son testigos de discusiones y peleas, utilizados en la conflictividad conyugal y, a veces, se sienten culpables de situaciones que han provocado los adultos. Hoy los padres divorciados en conflicto les cuentan los detalles de sus disputas y del dinero que les deberían pasar, lanzándolos sin compasión a lo más sórdido del mundo de los mayores. Las crisis de ansiedad o la depresión, la falta de motivación, el desánimo, son cada vez más numerosos en nuestros Institutos y las causas habría que buscarlas, en bastantes ocasiones, en lo expuesto con anterioridad.

Si queremos profundizar en los conceptos de ansiedad o depresión y antes de plantearse llevar a los hijos a un psiquiatra o a cualquier otro especialista, recomiendo la entrada en este mismo Blog titulada Salud mental en la adolescencia, del día 29 de marzo de 2013,  así como las siguientes lecturas:

Y como complemento, tanto para padres como para profesores, inserto dos entradas de compañeros orientadores que, de una u otra forma, han tratado estos temas:

Niños con sobrepeso (emocional), de Elorientablog, del IES F. Savater.

10 maneras de enseñar resiliencia a tus alumnos, del blog justificaturespuesta.com

Salud mental en la adolescencia

29 de marzo de 2013

En la página web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad hay un documento muy interesante denominado PROYECTO DE PROMOCIÓN DE LA SALUD MENTAL PARA ADOLESCENTES Y PADRES DE ADOLESCENTES. Publicado en el año 2004, sigue manteniendo su vigencia, sobre todo por la gran cantidad de actividades y ejercicios que, organizados en 84 fichas, permiten trabajar tanto en las tutorías como en casa. Abarca todos los aspectos que son esenciales para un desarrollo saludable de nuestros adolescentes.

adolescencia-saludable

Novedades: Forma Joven, sexualidad, convivencia…

15 de enero de 2013

Os recuerdo que mañana 16 de enero se habilita en nuestro centro un punto Forma Joven, que funcionará todos los miércoles de 12 a 1 en el despacho del AMPA. Aunque podéis acudir individualmente también lo podéis hacer en grupos de dos o tres. Sería conveniente que con antelación lo comunicarais al orientador.

En la página web de Forma Joven podéis encontrar recursos sobre sexualidad, convivencia, alimentación, adolescencia, etc., pinchando en este enlace: Recursos de Forma Joven.


PROFESOR EN LA SECUNDARIA

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

OrientaGuía

Guía de orientación en secundaria para alumnos y padres de Murcia.

Mónica Diz Orienta

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Magazine INED21

INED21 es un Magazine especializado en educación y aprendizaje.

La carpeta de Olga

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Justifica tu respuesta

APRENDE. ENSEÑA. EMOCIONA

elorientablog

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

El Adarve

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

¿QuÉduQuÉ-QuÉduCuándo?

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

ORIENTAVILLEGAS

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Entre pasillos y aulas

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Buenas PrácTICas 2.0

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

LA BOTICA DEL ORIENTADOR

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Aprender a pensar

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Aula PT

Blog de Recursos Educativos

Orientagades Blog

Todas las novedades en orientación educativa