Archive for the ‘evaluación’ Category

Publicada la Orden por la que se determinan las características, el diseño y el contenido de la evaluación de Bachillerato

28 de diciembre de 2016

Resultado de imagen de evaluación de bachillerato

El día de 23 de diciembre de 2016 se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado la Orden ECD/1941/2016, de 22 de diciembre, por la que se determinan las características, el diseño y el contenido de la evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad, las fechas máximas de realización y de resolución de los procedimientos de revisión de las calificaciones obtenidas, para el curso 2016/2017.

Algunos de los aspectos más destacados de esta Orden son los siguientes:

  • Las pruebas versarán sobre las materias generales del bloque de las asignaturas troncales de segundo curso de la modalidad elegida para la prueba y, en su caso, de la materia Lengua Cooficial y Literatura. Los alumnos que quieran mejorar su nota de admisión podrán examinarse de, al menos, dos materias de opción del bloque de las asignaturas troncales de segundo curso.
  • Las características y el diseño de las pruebas comprenderán la matriz de especificaciones, la longitud (número mínimo y máximo de preguntas), tiempo de aplicación, la tipología de preguntas (preguntas abiertas, semiabiertas y de opción múltiple) y los cuestionarios de contexto.
  • Cada una de las pruebas contendrá preguntas abiertas y semiabiertas que requerirán del alumnado capacidad de pensamiento crítico, reflexión y madurez. Además de estos tipos de preguntas, se podrán utilizar también preguntas de opción múltiple, siempre que en cada una de las pruebas la puntuación asignada al total de preguntas abiertas y semiabiertas alcance como mínimo el 50 %.
  • Fechas límite para la realización de las pruebas.

1. Las pruebas deberán finalizar antes del día 16 de junio. Los resultados provisionales de las pruebas serán publicados antes del 30 de junio.

2. Las pruebas correspondientes a la convocatoria extraordinaria deberán finalizar:

a) Antes del día 8 de julio, en el caso de que la Administración educativa competente determine celebrar la convocatoria extraordinaria en el mes de julio. En este caso, los resultados provisionales de las pruebas deberán ser publicados antes del 22 de julio.

b) Antes del día 15 de septiembre, en el caso de que la Administración educativa competente determine celebrar la convocatoria extraordinaria en el mes de septiembre. En este caso, los resultados provisionales deberán ser publicados antes del 23 de septiembre.

Anuncios

Descubriendo la rueda: evaluar en secundaria

14 de mayo de 2015

Aunque de manera a veces inconsciente e incluso irreflexiva, a lo largo de la vida tomamos decisiones continuamente. Desde que tenemos uso de razón, yo diría que casi desde la cuna, elegimos lo que hacemos, lo que decimos, lo que queremos. Muchas veces estamos excesivamente limitados o condicionados por nuestra herencia genética, familiar, social o cultural, por creencias, por tradiciones o por otras circunstancias que nos impiden elegir con libertad.

Dando por supuesto que esos condicionantes están dentro de unos parámetros digamos que normales, las decisiones inteligentes deberían evitar la improvisación y ser precedidas de una evaluación que recoja el mayor número de información posible, calibrando los pros y los contras, las ventajas y los inconvenientes. Si decido salir a pasear o quedarme en casa, comer tal o cual plato, leer un libro o ver la televisión, estudiar o divertirme, etc., seguramente habré pensado previamente qué alternativa era la mejor. Unas veces por diversión, otras por responsabilidad, a veces por influencia externa o vaya usted a saber por qué motivo, tomamos la decisión, elegimos el camino, nos embarcamos en proyectos o claudicamos y tiramos la toalla.

A estas alturas del discurso quizás alguno se haya preguntado que a dónde quiero llegar, que me estoy yendo por las ramas cuando el título del artículo es Descubriendo la rueda: evaluar en secundaria y yo estoy hablando de tomar decisiones en la vida. Pero es que me gusta llegar al meollo del asunto dando rodeos. Quizás sea por mi origen gallego, vaya usted a saber. Lo que pretendo es destacar la importancia de la evaluación, de recoger el mayor número de información posible y de saber ponderar las opciones. En educación la evaluación es un momento fundamental en el proceso de enseñanza-aprendizaje: conocer si los objetivos perseguidos se han alcanzado, si los mecanismos puestos en práctica están dando resultados o si hay que realizar propuestas de mejora, sólo es posible si evaluamos con rigor y con variadas herramientas.

Y ahora pasamos al título de este artículo. Mi querido compañero José María González-Serna, profesor de lengua y literatura de mi instituto, con el que suelo intercambiar opiniones sobre variados temas no sólo educativos, tiene un magnífico blog llamado El Almacén. En una de sus entradas, haciendo referencia a algunos de los temas que he tratado últimamente (como la LOMCE y sus reválidas, por ejemplo) ha reflexionado sobre cómo evalúa o, mejor, sobre cómo le gustaría evaluar. El resultado lo presenta en el siguiente mapa conceptual:

Pulse sobre la imagen para ampliarla

Utilizo sus propias palabras: Una de las pocas cosas que tengo claras a estas alturas es que hay que medir lo que los estudiantes saben, lo que son capaces de hacer, así como el rigor y la forma de estar. Partiendo de la base de que lo evaluado es lo enseñado y termina por aprenderse, me gustaría que mis alumnos conociesen los conceptos propios de la asignatura y que fuesen capaces de aplicarlos en diversas situaciones de una manera rigurosa y colaborando con otras personas.

Y sigue con una propuesta de pruebas, estrategias e instrumentos de evaluación que permitirían valorar de una manera muy precisa las competencias adquiridas:

En una situación ideal, realizaría las siguientes pruebas para evaluar al alumnado durante un trimestre:

  1. Dos exámenes que incluyeran preguntas tipo-test (para ir habituándose al sistema de reválida), un análisis lingüístico o literario de algún fragmento textual y la resolución de un problema que obligase a relacionar conceptos.
  2. Un ensayo escrito sobre los contenidos trimestrales en el que mostrar sus habilidades para exponer, argumentar, narrar y/o describir. Podría permitirle usar todo el material que deseasen o, en otras ocasiones, no hacerlo.
  3. Una intervención oral (exposición, debate, relato, etcétera).
  4. La producción de un texto (no siempre lingüístico) creativo.
  5. Una prueba sobre las lecturas trimestrales (escrita u oral) en la que el estudiante pudiera valerse de todo el material que necesitase y orientada hacia la comprensión e interpretación de la obra.
  6. Una prueba sobre una audición.
  7. Un trabajo en equipo (a ser posible en colaboración con otras materias).
  8. La revisión del cuaderno del alumno.
  9. La observación de su trabajo diario (realización de tareas, salidas a la pizarra, etcétera).

Como se puede comprobar, los instrumentos son muy variados y se utilizan habitualmente en las aulas. Lo que se plantea es una sistematización de los mismos y lo que habría que añadir para ampliar la propuesta es la ponderación de cada uno de ellos en la valoración global. Si, además, para ser más objetivos y precisos se utilizan rúbricas (véanse varios ejemplos de las mismas pinchando aquí) previamente conocidas por los alumnos y elaboradas en función de los aspectos que se quieren evaluar, podríamos encontrarnos con un sistema de evaluación muy completo.

Descubriendo la rueda: evaluar en secundaria (por José María González-Serna).

el-almacen

Las evaluaciones finales en la LOMCE y otro tipo de evaluación

17 de abril de 2015

Desde hace unos  días se ha hecho viral en las redes un problema de lógica que se incluyó en las últimas olimpiadas de matemáticas de Asia y Singapur. Según parece, está dirigido a estudiantes de 3º de ESO y es el siguiente:

(Por si no sabéis resolverlo o no queréis romperos la cabeza la solución se puede encontrar en el siguiente enlace: El cumpleaños de Cheryl: el problema de lógica que fríe neuronas en internet)

La lógica es una herramienta fundamental para trabajar no sólo en las matemáticas, sino también en otros aspectos de nuestra vida cotidiana. Muchas cuestiones se resuelven aplicando razonamientos que afectan a  bastantes disciplinas sean curriculares o no. Saber diferenciar lo principal de lo accesorio, seguir una línea argumental, planificar, estructurar, etc., son algunos de los principios que están en la base, en la raíz de la inteligencia.

Este problema me ha recordado una serie de debates que tienen relación con la evaluación, y más concretamente, con una de mis últimas entradas en las que hacía referencia al Borrador del Real Decreto que regula las pruebas finales de ESO y Bachillerato establecidas en la LOMCE. En él se establecía que las preguntas de la prueba serán en formato de elección múltiple con cuatro alternativas y de respuestas semiconstruidas, aunque en el caso de la evaluación de la expresión se utilizará el formato de respuesta abierta producida por el alumno o alumna. Aquí es donde me entra la duda de cómo se articulará la evaluación de las competencias, del razonamiento, de la lógica, etc., con ese formato.

En el blog ACOGIDA: El blog de J. Blas García encontramos una entrada muy interesante y muy clara sobre el tema: Dime cómo me evalúas y te diré como voy a estudiar. Reproduzco algunos párrafos:

“Si el objetivo es contentarnos..y que le califiquemos bien…entonces hacen lo que queremos: Resuelvo como tú me pidas…y me preparo para ello.
Las pruebas de selectividad son el ejemplo claro del sistema: preparar específicamente un modelo de examen durante los dos cursos que se compone el bachillerato. Triste etapa si sólo sirve para eso.”

“No es tan difícil verlo: Si el objetivo de la escuela no es que aprendas sino que apruebes (y tenemos ejemplos que lo evidencian como la liberación de las preguntas PISA y la preparación explícita para ello), entonces el objetivo en el estudio de los alumnos no es aprender sino superar el examen, superar una prueba. No es lo mismo estudiar para una prueba test que evalúa una máquina, que aprender para exponer ante sus compañeros que evalúan en debate.  Los alumnos pasan lo que podemos llamar “síndrome reválida“..y en el fondo les gusta:

“A otro examen,… que éste ya está pasado”

Es decir, se produce un efecto perverso, totalmente contrario a lo que deben perseguir la educación y la evaluación, que es el gusto por el saber, la curiosidad, el desarrollo personal, la mejora, la capacidad de aprender a aprender, la búsqueda inteligente de la información para que se convierta en conocimiento y en saber, etc., etc.

Siempre tengo presente lo que Miguel Ángel Santos Guerra escribió en su artículo Una flecha en la diana. La evaluación como aprendizaje. Las pruebas, una de las herramientas de la evaluación y no las más importantes, deben concebirse como instrumentos de mejora, no sólo como ejercicio de medición de un logro. No tiene sentido evaluar para jerarquizar, para atermorizar, para castigar. Y las reválidas previstas en la LOMCE persiguen, quiérase o no, una selección, una jerarquía, un marchamo o un castigo.

Propongo también la lectura de dos artículos que, desde diferentes perspectivas, pero ambas muy sensatas y lógicas, nos explican cómo se evalúa o cómo se debería evaluar. Hay muchos más ejemplos, pero como muestra creo que pueden servir.

¿Cómo enseñar? ¿Cómo aprender? ¿Cómo evaluar? por Pere Marques.

5 formas de evaluar a los alumnos, por Santiago Moll.

(Añado con posterioridad otra estupenda reflexión de M.A. Santos Guerra sobre la evaluación y sus repercusiones titulada Menos uno con diecisiete).

Finaliza el primer trimestre

10 de diciembre de 2014

Nuestro Instituto entregó las notas del primer trimestre el pasado día 5 de diciembre. En otros centros lo harán dentro de una semana, pero en ambos casos lo que preocupa a muchos padres es que las malas notas sean el preludio de un posible fracaso. ¿Cómo actuar en esta situación? La primera recomendación, cuando los resultados son negativos, es evitar actitudes de castigo desde un principio, sustituyéndolas por otras de comprensión y ayuda, aunque siempre con firmeza y con espíritu positivo. Mantener la calma, analizar con los hijos las causas de los suspensos e intentar consensuar las medidas que se deben tomar a partir de ahora son los pasos más inmediatos.

Si las propuestas son acordadas, serán asumidas con mayor facilidad y deben ser los padres los que realizarán un seguimiento continuo, valorando si son suficientes y adecuadas, si hay que mantenerlas o sustituirlas. Hay que recordar que el castigo, aunque puede ser eficaz a corto plazo en determinados casos, suele ser poco efectivo a largo plazo. Fortalecer actitudes positivas hacia el estudio, haciendo hincapié en los beneficios que para ellos pueden tener, es la mejor manera de afrontar estas situaciones. Y para ello, es fundamental cuidar las percepciones que los padres transmiten a sus hijos sobre los estudios.

Según el profesor de la UOC Llorenç Andreu, “Los hábitos televisivos, los comentarios que se realizan, así como las personas con las que el estudiante se relaciona configuran poco a poco el ideal de persona que quiere llegar a ser. Si entre las prioridades de ese ideal está la de tener una buena formación intelectual, la motivación por las tareas escolares será muy alta”.

La mejor manera de ayudar a nuestros hijos es apoyarlos al máximo en su actividad escolar, saber lo que están trabajando, qué dificultades están encontrando, qué ayuda necesitan, para lo que la comunicación con los profesores debe ser constante y fluida. Reunirse con el profesor no sólo cuando hay algún suspenso, sino de manera regular y periódica (varias veces a lo largo del curso) así como crear un ambiente familiar favorable (libros de lectura, salidas culturales como ir al cine, al teatro, a exposiciones, etc.), irán fomentando unos hábitos que despertarán en nuestros hijos el gusto por la cultura y los estudios, además de incrementar sus conocimientos y experiencias.

Como las vacaciones de Navidad están a la vuelta de la esquina, es el momento de plantearse cómo organizarlas. El pasado curso elaboré por estas fechas un pequeño documento que ahora también puede servir. Se titula Cómo organizar las vacaciones (y el estudio)Cambiando los días, su contenido es totalmente válido para afrontar el final del año y lo que resta de curso. Todavía estamos a tiempo de enderezar el rumbo si está equivocado o de continuar mejorando si es el caso.

También recomiendo la lectura del documento Planificación de la tarde: consejospara que se tengan en cuenta sus recomendaciones y se pongan en práctica, lo que garantizará, en la mayor parte de los casos, el éxito escolar a final de curso.

mafalda

Exámenes

19 de noviembre de 2014

Suerte estos días. El esfuerzo seguro que será recompensado. Y ya sabes: si te pones nervioso o nerviosa, detente unos minutos a ver la presentación sobre Cómo controlar la ansiedad y esta otra sobre Cómo preparar los exámenes.

examenes-2

Pruebas de evaluación inicial de ESO

12 de septiembre de 2014

Recopilatorio muy amplio, recogido en el Blog de Orientación Andújar, de pruebas de evaluación inicial en ESO de las distintas áreas y cursos, así como para alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, pruebas de evaluación de competencia comunicativa y competencia matemática, etc.

Como siempre, contenidos de gran ayuda tanto para el profesorado como para los Departamentos de Orientación.

Pruebas de evaluación inicial 2014-2015

orientacion-andujar

Reflexiones sobre la evaluación del docente por parte de sus alumnos

7 de noviembre de 2013

evaluacion-2

Existe una cierta reticencia por parte de muchos docentes a que sus estudiantes valoren o evalúen su trabajo como profesores. Me atrevería a decir más: una parte del profesorado es reticente a que “alguien” evalúe su trabajo, bien sea un organismo externo al centro, bien como parte del proceso de evaluación que se tiene que recoger en el Proyecto Educativo. Existe un cierto pudor o recelo a que se cuestione su trabajo en el aula, a que se dude de su preparación o de su profesionalidad.

Ese recelo nace, fundamentalmente, del modelo de evaluación que se centra en los resultados o en la calificación, que no son transparentes ni en sus fines ni en sus propósitos, ni son rigurosas por no contemplar todos los aspectos que limitan o condicionan su trabajo, una evaluación que se considera como una forma de control y supervisión por parte de la Administración, como mecanismo de selección, etc.

Y sin embargo, la evaluación concebida como reflexión, como proceso de comprensión, como contraste entre lo previsto y lo realizado…, es un instrumento y una oportunidad para mejorar el quehacer del profesor, de introducir cambios cuando algo no funciona, de conocer si nuestro alumnado no sólo aprende sino también si está desarrollando al máximo sus potencialidades.

Y la mejor forma de conocer si el trabajo está dando resultados es preguntar a los propios “clientes”, es decir, a los alumnos. Se podría entrar a valorar si los estudiantes están capacitados o tienen la madurez suficiente para juzgar el desempeño docente, si en esta evaluación no influirán demasiado aspectos como la simpatía o antipatía, cuándo se debería evaluar, si antes o después de la entrega de las calificaciones, etc. En este sentido, es importante lo que se pregunta y cómo se pregunta.

Obviando estos aspectos, sobre los que ya se ha escrito mucho, hay que reconocer que si recopila el punto de vista de los estudiantes sobre el desempeño del profesor, la información obtenida puede ser de gran importancia porque sirve de retroalimentación y ayuda a la toma de decisiones más certeras en la que se mejoren los lazos de comunicación, el desempeño profesional, etc.

En los siguientes artículos podemos encontrar reflexiones que quizás convenzan a algunos docentes y comiencen a plantearse la utilidad de ser evaluados por sus propios alumnos.

La emoción y los profesores excelentes

¿Y si los alumnos evaluaran a sus profesores?

El alumno como cliente

evaluacion-1

Pruebas de evaluación de diagnóstico. Curso 2012-2013

23 de octubre de 2012

En el BOJA de ayer día 22 de octubre se publicó el calendario y el horario de aplicación de las Pruebas de Diagnóstico en el curso 2012-2013. Este es el primer año que nuestro Instituto aplicará dichas pruebas, que se realizan en 2º de ESO, ya que hasta el pasado curso no se implantó esta etapa educativa en el centro.

Las Competencias objeto de evaluación serán las de comunicación lingüística, las de razonamiento matemático y las de conocimiento e interacción con el mundo físico y natural.

Las fechas de celebración de estas pruebas serán los siguientes días:

  • Martes 7 de mayo: competencia en Razonamiento matemático.
  • Miércoles 8 de mayo: competencia en Comunicación lingüística.
  • Jueves 9 de mayo: competencia en Conocimiento e interacción con el mundo físico y natural (esta última fecha deberá ser modificada en nuestro Instituto ya que es fiesta local por ser la Feria de Dos Hermanas).

Las pruebas se iniciarán en la primera sesión lectiva de la mañana.

RESOLUCIÓN de 8 de octubre de 2012, de la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa, por la que se establecen determinados aspectos de la ORDEN de 27 de octubre de 2009, por la que se regulan las Pruebas de la evaluación de diagnóstico, para su aplicación en el curso 2012-2013 (BOJA 22-10-2012).


PROFESOR EN LA SECUNDARIA

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

OrientaGuía

Guía de orientación en secundaria para alumnos y padres de Murcia.

Mónica Diz Orienta

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Magazine INED21

INED21 es un Magazine especializado en educación y aprendizaje.

La carpeta de Olga

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Justifica tu respuesta

APRENDE. ENSEÑA. EMOCIONA

elorientablog

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

El Adarve

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

¿QuÉduQuÉ-QuÉduCuándo?

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

ORIENTAVILLEGAS

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Entre pasillos y aulas

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Buenas PrácTICas 2.0

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

LA BOTICA DEL ORIENTADOR

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Aprender a pensar

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Aula PT

Blog de Recursos Educativos

Orientagades Blog

Todas las novedades en orientación educativa