Archive for the ‘empatía’ Category

Selección de vídeos que nos ayudan a “ponernos en el lugar del otro”

17 de enero de 2016

Acabo de encontrarme, gracias a Twitter, a un grupo de personas admirables: Maestros con los niños de Siria. Personas que dedican su vida a ayudar a los demás, a los más desfavorecidos, estén aquí o en el otro lado del mundo, sufriendo hambre, guerras, abusos… Los que tenemos la suerte de vivir en el primer mundo, aunque sea con problemas políticos o económicos, tenemos que ser conscientes de que somos unos privilegiados y de que, cada uno dentro de sus posibilidades, debemos solidarizarnos  y ayudar a esos otros pueblos que están en una situación mucho peor.

Desde la educación se puede hacer una gran labor. La conciencia se va formando en relación con los demás. Y si esa relación es de ayuda, de comprensión, de empatía, ayudaremos a formar conciencias y sujetos tolerantes, solidarios, comprensivos. Por eso, creo que en las aulas deberían programarse actividades que ayuden a entender lo que está sucediendo, por ejemplo, con los refugiados sirios y de otras nacionalidades que llegan desesperados a Europa, que viven en campamentos en condiciones infrahumanas en sus propios países o en otros países limítrofes. Conocer lo que está ocurriendo, lo que piensan e intentar ponerse en su lugar. Nosotros podríamos ser ellos. En el siguiente enlace, y en otras experiencias que están en esa misma página, hallaremos muchas actividades para realizar, por ejemplo, en clase de tutoría:

Selección de vídeos que nos ayudan a “ponernos en el lugar del otro”

MAESTROS CON LOS NIÑOS DE SIRIA

Anuncios

Tus necesidades psicológicas diarias

17 de junio de 2015

Es una de las muchas cosas buenas que tienen las redes sociales. Buscando un poco o perteneciendo a grupos que tienen intereses similares, nos encontramos con materiales estupendos y que nos pueden ayudar en cualquier ámbito de nuestra vida, tanto la personal como la profesional. Desde cómo arreglar un enchufe o una lavadora hasta encontrar objetos imposibles.

Las páginas dedicadas a educación son innumerables. Portales educativos, blogs, herramientas, etc., facilitan en gran medida el trabajo de maestros, profesores y orientadores. Sólo hay que saber cómo y dónde buscar, integrarse en grupos, participar en ellos y realizar aportaciones (no todo va a ser pedir, claro). Uno de los grupos a los que pertenezco es Orientadores en red, que se define como “Grupo de orientadores escolares dedicado a compartir enlaces, información e ideas sobre orientación, tutoría y sobre la integración de las TIC en nuestras tareas”. Gracias a este grupo y a otros, como Orientación educativa o QuÉduQuÉ-QuÉduCuándo y OrienTapas de Alberto del Mazo, que ha sabido dinamizar y agrupar a un gran número de orientadores y orientadoras, además de la gran cantidad de páginas de orientación que también ha recopilado Alberto, me encuentro con excelentes páginas, como la de donPsico, la web de Psicología de Julián Illán.

Con una presentación muy dinámica y un lenguaje muy asequible, trata de una gran variedad de temas que nos hacen reflexionar y encontrar respuesta a muchas preguntas. Una de las que más me ha gustado es la que se expone en el dibujo del principio: Cuáles son nuestras necesidades psicológicas diarias. Como ya he explicado muchas veces, la actitud ante la vida debe ser fundamentalmente optimista, alegre, positiva. Debemos intentar encontrar siempre el lado bueno de las cosas, aplicar el sentido del humor lo más posible. Como ya dije en alguna ocasión: “Soy un optimista. Seguramente me equivocaré más, pero también seré más feliz; y la felicidad, no lo dudéis, nos hace invulnerables”. Fijaos que la base del dibujo es la ALTA AUTOESTIMA, es decir, que la percepción que tengamos de nosotros mismos es la que va a sustentar todo lo demás. Debemos conocernos lo mejor posible, reconocer nuestros defectos pero, sobre todo, hacer hincapié en nuestras virtudes, porque son las que nos van a permitir sacar lo mejor de nosotros mismos.

Cómo gestionar bien el aula

28 de marzo de 2014

gestiondelaula-1

Desde que comencé a trabajar como maestro en el año 1975 en mi tierra natal, Galicia (primero en La Coruña como interino y después en Camariñas, ya como propietario definitivo), una de mis mayores preocupaciones era la de saber gestionar bien el aula, es decir, cómo establecer y mantener un ambiente para que se puedan realizar una enseñanza y un aprendizaje satisfactorios. La experiencia me ha ido dictando que una buena convivencia, partiendo del respeto a las personas, pero fijando límites y reduciendo las oportunidades de conductas inadecuadas, es decir, estableciendo una buena disciplina, es condición sine qua non para que las clases se impartan de una manera eficaz.

No es fácil conseguir una buena disciplina ya que hay que enseñar a grupos que suelen ser muy heterogéneos, pero siguiendo algunas recomendaciones seguro que se podría lograr. De todas maneras, es la propia experiencia y la de nuestros compañeros, sobre todo si se forma un buen equipo de trabajo, la que más nos puede servir. Para ello se recogen las ideas de Davis Gey y Margaret Thomas para una adecuada gestión del aula. 

En relación con las normas y expectativas:

  • Los profesores establecerán normas claras y razonables, las menos posibles.
  • Las normas deben especificar las conductas consideradas aceptables y las consecuencias de los malos comportamientos.
  • Las normas se enseñan y se revisan desde el principio del curso.

En relación con la organización del aula:

  • Planificar la transición de una actividad a otra de forma que resulte eficaz y relajada.

En relación con las actividades en el aula:

  • Mantener a los alumnos ocupados, bien sea en aprender o en otras actividades.
  • Asegurarse de que los alumnos sepan lo que deben hacer cuando terminen su trabajo.

En relación con el mal comportamiento o desviaciones de las normas acordadas:

  • En caso necesario, administrar la disciplina de forma rápida, ajustándose a las normas y sin hacer distinciones.
  • La disciplina es neutral, objetiva y centrada en la conducta, no en la persona.
  • Se debe evitar la humillación de los alumnos, así como la violencia.

Uno de los esfuerzos de investigación más completos, destinados a identificar los principios y las técnicas de la gestión eficaz del aula, fue el llevado a cabo por Kounin (1970). Para Kounin, la primera característica de la buena gestión es el dominio- control, es decir, la habilidad para comunicar a los alumnos que el profesor sabe los que está pasando en el aula. Los profesores deben demostrar con su concreta forma de actuar que tienen “ojos en la espalda”.

Todos los alumnos tantean el nivel de autoridad del profesor. Cuando se trata de los alumnos menos aventajados, ese tanteo se produce de inmediato. Los alumnos problemáticos confían en que el profesor será incapaz de hacerse con ellos.  Sin embargo, pierden el respeto por el profesor excesivamente tolerante y probablemente se sienten más inseguros en su clase. Además, los alumnos que no participan en el desorden generalmente esperan que el profesor sepa atajarlo adecuadamente. De lo contrario también ellos le perderán el respeto y pueden llegar a ponerse en su contra.  

Como resumen o recapitulación, se recogen algunas reglas básicas para el buen manejo de la clase:

  • Limitar las intromisiones e interrupciones.
  • Empezar y terminar las actividades del grupo.
  • Asegurarse de que los alumnos saben lo que se supone que deben hacer.
  • En cada actividad de aprendizaje, pensar todo lo que va a exigir del alumno y los puntos en los que pueden presentarse problemas.
  • Evitar dejar a los alumnos esperando.
  • Mantener al grupo alerta.
  • No elegir a ningún alumno antes de formular la pregunta.
  • Tener en cuenta todos los tipos de trabajo del aula.
  • La organización de cómo se sentaran: deberá ser accesible para la visibilidad y el fácil acceso entre mesas y sillas.
  • Se debe mantener una ambiente de trabajo agradable.
  • Se deben establecer normas claras, dando la justificación de las mismas; y con ello, el castigo que se respetará al cometer una falta.
  • El mantener una buena relación entre profesor y alumnos es primordial

Como colofón, recomiendo la lectura de estos artículos de un blog que sigo últimamente: Justifica tu respuesta (educación e interacción con las Nuevas Tecnologías). Explica con claridad y sencillez diferentes situaciones que se pueden dar en el aula y pequeños consejos para resolver algunos problemas que suelen darse con frecuencia.

  1. Docente, ¿cómo andas de perspectiva en tus clases?
  2. Docente, ¿cómo te vendes en al aula a propósito de la regla 40/40/20
  3. 5 consejos para ganarse el respeto de tus alumnos
  4. Cómo conseguí que un alumno me diera su móvil durante una sesión lectiva

gestiondelaula-2

La paradoja del profesor

22 de febrero de 2014

Una de las cuestiones más debatidas y controvertidas en los centros educativos es la de la autoridad del profesor. Aunque a casi nadie se le ocurre poner en cuestión dicha autoridad, es la forma de ejercerla y aplicarla el origen de muchas discusiones y desencuentros.

En los Planes de Centro de todos los institutos y centros de primaria hay uno o varios apartados, más o menos extensos, que recogen los derechos y deberes de alumnos y docentes, así como las sanciones  que se deben aplicar en las distintas situaciones. Pero no sólo estoy hablando de convivencia o disciplina, sino de esa necesaria referencia que todas las personas, sobre todo aquellas que están en períodos críticos de su existencia como son los adolescentes, precisan para desarrollarse y madurar adecuadamente. La figura del profesor debe estar perfectamente definida y ser así percibida por sus alumnos, lo mismo que tiene que ocurrir en el caso de las relaciones entre padres e hijos.

Como colofón a esta breve reflexión, recomiendo la lectura de una de las últimas entradas del Blog Profesor en la Secundaria:

La paradoja del profesor

paradoja

Autoridad y sensatez

3 de febrero de 2014

Cualquier docente sabe que la autoridad se gana con el ejemplo, con la paciencia, con el amor, con la sensatez. Lejos de la disciplina impuesta o de las sumisiones acríticas, el profesor adquiere autoridad ante sus alumnos admitiendo de buen grado sus opiniones, siempre desde el respeto y con un espíritu constructivo, partiendo de su responsabilidad, potenciando la reflexión y recordando las obligaciones y los derechos que tienen como seres humanos y miembros de una comunidad. Pero sabiendo que cada uno tiene su sitio y ejerce su papel, que pertenecer a un grupo, sea la familia, el aula, la pandilla, etc., supone comprender que los demás también tienen sus gustos, sus deseos y sus necesidades.

El profesor Miguel Ángel Santos Guerra, en su blog El Adarve, escribe un artículo titulado “Yo, muslo” que juega con la anécdota inicial para ponernos en situación, en este caso para reflexionar sobre los autoritarismos inadmisibles, tanto en la familia como en el aula. Hay que impedir la tiranía de los niños, que pueden llegar a convertirse en “pequeños reyezuelos” y la imposición de cualquier forma y en cualquier situación de los adultos, sean padres, profesores o responsables políticos.

Recomiendo la lectura del mencionado artículo: “Yo, muslo”.

 muslo

 Cuando se sirvió una fuente con tajadas de pollo, el padre de familia dijo de forma rápida e imperativa: ¡Yo, muslo!

La empatía en las aulas

7 de enero de 2014

La empatía se define habitualmente como la capacidad de la persona para percibir y comprender los pensamientos y sentimientos de los demás; por tanto, es la capacidad de cada individuo para “meterse en la piel de los demás”, para sentir con el otro, entender y aceptar sus estados emocionales y comprender las razones de su comportamiento.

Tomando como referencia a profesionales con experiencia en la educación emocional y, por ende, su herramienta más básica que es la empatía, podríamos decir con Juan Vaello Orts que la empatía es la fuente de influencia más potente de que dispone el profesorado para armarse de cara a dotar sus intervenciones de la fuerza impactante suficiente para conseguir cambios en el alumnado.”

Resumiendo lo que Antonio Esquivias dice en su blog: “Los profesores no dan normalmente respuestas empáticas. Habitualmente dan consejos y dicen cómo hay que hacer las cosas sin tener en cuenta al alumno. Normalmente los profesores en su comunicación se dirigen de modo preferente al objeto (lo que se enseña) y no al sujeto (al alumno [o a los padres]). Este enfoque hace que la atención de los profesores a las relaciones quede limitada a los aspectos disciplinares. La  empatía necesita aprendizaje con esfuerzo, tiempo y prácticas, muchas prácticas.”

Al hablar de empatía en las aulas estamos hablando de una empatía recíproca, es decir, una empatía por parte del profesor y una empatía por parte del alumno. Tal vez esta característica sea la base de la construcción de un proceso de aprendizaje. Los alumnos muestran un mayor interés y estudian más aquellas asignatura en las que muestran una empatía hacia el profesor (entendiendo ésta como la base de muchas otras cualidades que deben ser ineherentes al profesional) que por aquellas materias en las que el docente no les trasmite nada.

A partir de estas ideas, recomiendo que veáis el siguiente vídeo de una conferencia del psicólogo clínico Fidel Delgado titulada La empatía, aplícate el cuento.


PROFESOR EN LA SECUNDARIA

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

OrientaGuía

Guía de orientación en secundaria para alumnos y padres de Murcia.

Mónica Diz Orienta

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Magazine INED21

INED21 es un Magazine especializado en educación y aprendizaje.

La carpeta de Olga

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Justifica tu respuesta

APRENDE. ENSEÑA. EMOCIONA

elorientablog

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

El Adarve

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

¿QuÉduQuÉ-QuÉduCuándo?

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

ORIENTAVILLEGAS

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Entre pasillos y aulas

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Buenas PrácTICas 2.0

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

LA BOTICA DEL ORIENTADOR

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Aprender a pensar

Por José Manuel Castro Díaz (maestro y orientador jubilado)

Aula PT

Blog de Recursos Educativos

Orientagades Blog

Todas las novedades en orientación educativa